sábado, 1 de febrero de 2014

Primeras reflexiones como futuras docentes.


Nuestro propósito como futuras docentes será formar al alumno desde una perspectiva que abarque todos los ámbitos, es decir, relacionando las asignaturas entre sí, pues conseguiremos una dinámica de clase más entretenida.

Nos importan, por tanto, las opiniones que tenga el alumno hacia los distintos tipos de actividades propuestas, así como conoceremos sus puntos fuertes y limitaciones para poder trabajar y profundizar con ellos en estas mismas.

Nos centraremos más en el interés y esfuerzo que muestren a la hora de realizar cualquier tarea que en el resultado final; y seremos su guía para ayudarles cada vez que se les presente algún problema.
Pretenderemos hacer de la educación un juego en el que todos participen por igual implantando, además de los contenidos propios, unos valores como la responsabilidad, el respeto y la generosidad.

Cuando seamos maestras y empecemos a ejercer la profesión docente en cualquier centro escolar debemos tener en cuenta los intereses de los niños a los que les vamos a dar clase, para conseguir así que aprendan de la forma más sencilla para cada uno.
Deberíamos hacerlo con clases dinámicas y divertidas y actividades acordes a la edad y curso de cada niño. También utilizando las nuevas tecnologías, que captan la atención de los menores y nos pueden ayudar a que canalicen mejor los conocimientos.

Debemos crear un buen ambiente dentro del aula para que intervengan en las actividades que planteemos y puedan aprender también los unos de los otros.

Esta asignatura, organización escolar y recursos en educación, solo con su nombre nos hace pensar que nos resultará muy útil a la hora de abordar las mejoras que nos propondremos en un futuro.
Puede que tengamos claro cuáles son esos cambios, esas mejoras que nos gustaría lograr. Sin embargo, lo que debemos aprender es el medio o la forma para conseguirlas, y eso es lo que esperamos de esta asignatura.


Tan importante es conocer los contenidos que vamos a enseñar a nuestros alumnos como saber cuáles son los recursos más adecuados para proporcionar este conocimiento. Asimismo, desde el principio debemos aprender a organizar nuestra acción educativa para llevarla a cabo de la mejor manera posible.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada